¿Cuáles son los alimentos de la cultura Maya ?

¿Cuáles son los alimentos de la cultura Maya ?

Alimentos de la cultura maya 

Cada civilización avanza y deriva parte de su cultura de acuerdo a su alimentación, en el caso de los mayas, sus platos provenían directamente de su actividad agrícola, cosechando siembras como el maíz, diferentes frutas, vegetales y otros tipos de granos.

Los mayas eran mayormente conocidos como los hombres del maíz, la dieta de los mayas era principalmente basada en el maíz, siendo la principal fuente después de los frijoles, los vegetales, la carne de cacería o la pesca y las frutas.

El maíz en la cultura maya

Este elemento alimenticio, era una fuente de energía y era adorado por el pueblo maya, atribuyéndole su propio dios, un pueblo que avanzaba en su mayoría, de la mano con la prosperidad de las cosechas, especialmente del maíz

Para sembrar este grano, el terreno era cortado y quemado inicialmente, para destinar el espacio y la disposición de la tierra a la siembra, estas cosechas abarcaban miles de hectáreas, alimentando más de un 90% del pueblo maya en cada temporada.

Los frijoles en la dieta maya

Los frijoles representaban una fuente importante de proteína y un gran complemento para el maíz, de aquí nacen los tacos tradicionales mayas, donde se machacan frijoles en un guacamole para untarlo en tortillas hechas de harina de maíz cocido.

El frijol también podía servirse solo, en una sopa, o incluso en masa para tamales y demás usos creativos, los cuales siguen incluyendo el frijol en la comida moderna mexicana.

¿Cuáles son los alimentos de la cultura Maya ?

Las frutas y los vegetales

Estos servían de importante complemento para el maíz y los frijoles, hacían de la comida maya, una de las más completas de la historia, además de un sabor único, típico de las tierras centroamericanas.

Las frutas y vegetales eran siempre un complemento, el maíz siempre fue el principal elemento que cosechaban los mayas, debido a facilidad para comer y distribuir en los habitantes, además el proceso del maíz se les hacía una tarea más sencilla que la siembra de vegetales, debido al piso climático y las condiciones de lluvia.

Sin embargo, con la entrada de los sistemas hidráulicos clásicos de la colonia, se pudo estimular de forma importante la agricultura de los vegetales y las frutas, mediante sistemas de riego que aprovechan la gravedad y el diseño para funcionar de forma efectiva.

La proteína animal

Aunque representaba una cantidad escasa en comparación a las siembras de maíz y vegetales, la carne obtenida de la cacería, la pesca y la cría de animales para alimento, representa otro complemento en el menú de los mayas.

Debido a la escasez de animales, los pueblos mayas que más disfrutaron de la carne estaban situadas selva adentro o en las costas, llegando a disfrutar de varios tipos de peces de rio y de mar, además de animales pertenecientes a la selva centroamericana.

Por otro lado, gran parte del pueblo maya optó por la cría de animales para su consumo, llegando a domesticar pavos y perros, además complementaban mucho con la pesca, la cual tenía toda una serie de costumbres y herramientas típicas únicas de los mayas.

El cacao en el imperio maya

El cacao era considerado un alimento rico en energía, por lo que era fácilmente intercambiable entre los lugareños, el cacao llegó a ser un elemento sagrado, presentándose casi como una moneda, obteniendo más valor en el mercado junto a otros productos alimenticios.

Intercambios familiares, intercambio de esclavos, intercambio por alimentos variados, el cacao podría darle acceso a todos estos servicios, las  siembras de cacao eran relativamente escasas en comparación a las siembras de maíz, lo que representa otro elemento por el cual el cacao tendía a tener más valor en el mercado de del trueque maya.

Categorías:

Sin respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quienes Somos - Política de cookies - Política de privacidad | 2020 - consultaindigenamaya.org - Todos los derechos reservados.